Historias de la serpiente morada

  • 19 December 2012
  • yinetradio

Corría el año ture mek, la raza wemfay que vivía en el planeta shuntnet, estaban en una época de grandes logros para sus vidas, nada les preocupaba, para ellos no existía la pobreza o la diferencia de clases, una época de gloria en el planeta shuntney el cual giraba alrededor de un sol tan brillante como el nuestro y tres lunas de formas diferentes que para ellos eran su fuente de inspiración y protección, en aquellos tiempos, los meses se contaban en relación al número de animales domesticados que tenia, es decir, no siempre se repetía los números de meses, había años que era más largos y otros más cortos, dependiendo si domesticaba mas animales o estos se iban del lugar para regresar a su hábitat natural.  Una tarde-noche, cuando una de las lunas había llegado a tapar totalmente el sol, en el cielo se observo una llama que poco a poco iba aumentando, para ellos era algo muy extraño, ya que la llama parecía avanzar horizontalmente, no como los comunes que caen verticalmente, pero en cuanto apareció el sol nuevamente la llama desapareció, pero les quedo la duda que era ese objeto extraño,  faltaba otras 2 lunas así que todos estaban muy inquietos y ansiosos  a que estos crearan las noches cortas nuevamente. En la segunda luna, la llama había aumentado y  el objeto se parecía a las formas de sus casas muy puntiagudas, ya cuando estaba por llegar la noche, la última luna tapo el sol, y todos miraron el cielo, ya no se visualizaba el objeto, todos tenían curiosidad hacia a donde se había ido y que era ese objeto.

 

Como todos los seres vivos del universo seria lógico que los wemfay tuvieran miedo o terror en sus mentes, mas no fue asi, ellos en esa noche se reunieron en sus casas para platicar y buscar la explicación de tal fenómeno, todos los habitantes estaban presentes en una casa o en el otro, su multipresencia en los hogares lo lograban gracias a un conocimiento que ellos habían creado, ellos ya habían entendido que todo estaba conectado, o estaban en un solo contenedor. Todos tenían una explicación, y a la vez todos tenían la razón porque aun no estaba comprobado, y lo que hacía especial a los wemfay es que no había alguien superior al otro, se aceptaban tal como cual, por lo que sus conocimientos eran mucho más amplios. La noche avanzaba, solo se observaba la cuarta parte de la ultima luna, pero no se hacia visible el objeto, ellos pensaban que a lo mejor se había convertido en polvo o las lunas se lo comieron, que era la máxima protección para ellos. Del otro lado del planeta  shuntnet algo diferente estaba sucediendo a las teorías de los wemfay, había aterrizado una nave proveniente de un planeta muy lejano, habían viajado durante años, y por fin habían encontrado el planeta en busca, los tripulantes de la nave, decendieron uno por uno, de una escalera brillante que llegaba hasta los suelos del nuevo planeta.

 

Continuará…..